Su empresa encontrará varias ventajas a la hora de alquilar frente a la compra misma. Entre dichas ventajas cabe destacar las siguientes:

  1. No ha de realizar desembolso inicial, no aumentará su capital de inmovilizado, y evitirá gastos de almacenaje.
  2. No tendrá que preocuparse por el mantenimiento de los equipos, de eso se encargará un equipo de profesionales altamente cualificados, y en caso de avería se sustituirá la maquinaria y equipo por otro igual o similar sin coste alguno.
  3. Siempre contará con el equipo más moderno de primera marca y el que realmente se adopte a sus necesidades
  4. Podrá estimar el importe real del coste antes de contratar o realizar una obra.
  5. Beneficios fiscales, el importe del alquiler se desgrava en su totalidad del I.S., al considerarse como un gasto.
 
 
diseño web y hosting